Cada día es un logro en mi aventurera vida

Soy Sergio Ayala Ruvalcaba vivo en Torreón, Coahuila. Tengo 44 años y quiero contarles un poco de mi historia.

Aproximadamente en febrero del año 2016 empecé con un dolor agudo en el pecho al caminar o al hacer algo físico; no le di mucha importancia porque pensé que era estrés por el trabajo pero a los pocos días fue empeorando al grado de que caminaba menos de cien metros y tenía que detenerme a descansar para poder seguir .

Mi alarma fue mayor cuando empecé a desmayarme y cuando despertaba no sabía porque estaba en el piso, algunas veces me ayudaban y otras tantas, a pesar de estar en lugares públicos nadie me brindaba ayuda. Hasta que el dueño de la empresa donde trabajaba se dio cuenta de lo que me pasaba y me brindó su apoyo total, y me mandó a cuanto hospital particular hay aquí en la ciudad y con los mejores médicos.

No encontraban cual era mi enfermedad, incluso hubo un doctor que me dijo que era brujería, seguí adelante buscando respuesta a mi enfermedad y decidí ir a la clínica del   IMSS número 16 y al principio me dijo un doctor que no era nada; yo seguía igual con desmayos y con golpes por las caídas. Regresé al IMSS y me atendió un neurólogo el Dr. Oscar Hernández al cual le agradezco infinitamente ya que él sí pudo darme un diagnóstico en base a resultados de análisis.

Estuve internado como un mes hasta que no tuve más dolor y me dieron de alta pero me regresaron a los dos días al hospital porque no reaccionaba. Había adquirido un virus que me provocó encefalitis, por lo cual me hicieron estudios y tengo un daño en la parte derecha del cerebro. A raíz de esto perdí mi memoria, lo cual es terrible, no sabía nada de nadie, ni que son las cosas, ni para que sirven, no reconocer a tus hijos, a tu esposa y a tus padres.

He luchado de la manera más fuerte por conocer de nuevo a todos, tengo que estar aprendiendo a leer y a escribir. Es muy poco lo que puedo hacer y casi todo lo hago con una aplicación para celular, cada día es un logro en mi aventurera vida.

El neurólogo me decía que caminaría mal, que hablaría mal, que no podría hacer muchas cosas y cada día es un triunfo, a pesar de mis confusiones casi todo lo que me dijeron que no podría hacer lo he logrado hacer, en base a que soy terco y quiero ser útil para mi familia y para quien lo necesite.

En la actualidad pienso hacer una asociación, aquí en Torreón, espero dios me ayude a ayudar a gente que como yo pasamos por esta situación.

Captura de pantalla 2017-11-01 a las 4.21.42 p.m.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s