Me llamo Guadalupe y mi historia comienza cuando yo tenia 8 años, a esa edad fui diagnosticada con epilepsia, para mi la enfermedad a esa edad no tenía una gran relevancia pero conforme fue pasando el tiempo al llegar a la adolescencia y al ser adulto joven entendí  lo que pasaba.

Al inicio no la pasaba tan mal pero conforme paso el tiempo me fue afectando  físicamente y psicológicamente, me sentía destrozada y esto duró varios años.

Después entendí que la enfermedad no puede ser más fuerte que yo y me propuse a cambiar, lo cual no fue sencillo y hasta el día de hoy sigo luchando para que la enfermedad no sea más fuerte que yo. 

Ahora tengo 22 años y claro que la epilepsia se hace presente a veces pero con la ayuda de mi familia he logrado tener una estabilidad emocional en la cual sigo trabajando y con ayuda del doctor  trabajamos la disminución de crisis. 

 

Texto:

Guadalupe para AMENA A.C.

 

image1